Hola a todos. Me llamo Milena Hernández Gallego. Soy profesora de español en la escuela.

Empecé a estudiar inglés un mes antes de cumplir los tres años en un colegio británico en Madrid. Mi madre aprendió inglés de manera autodidacta cuando ya tenía veinte años y ambos mi madre y mi padre estaban de acuerdo en la importancia de empezar a aprender un idioma a una edad temprana. Esto instaló en mi un amor profundo por los idiomas, la literatura, y el poder de la palabra. Este amor perduró hasta y a través de mi época universitaria, y fue por lo que estudié Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid y más tarde el Máster en Lingüística Aplicada a la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera de la Universidad Nebrija. En la actualidad estoy cursando un doctorado en Lingüística en el MARCS Institute for Brain, Behaviour & Development (Universidad de Western Sydney) en colaboración con el proyecto de Little Multilingual Minds (LMM). El proyecto de LMM consiste en ofrecer educación lingüística adicional a aquellos niños que viven en Sydney y que aprenden español como segunda lengua y como lengua de herencia. Mi línea de investigación se centra en el bilingüismo infantil, y más específicamente en aquellos niños que hablan español como lengua de herencia en Sydney.

NIÑOS Y PIÑAS

Desde hace más de diez años he estado trabajando con niños en el ámbito académico y no académico. A lo largo de la universidad trabajé como monitora en un grupo Scout y enseñé en una Academia de Refuerzo Escolar para niños en edad escolar. Desde el 2019 he estado trabajando en un centro de actividades extraescolares y periodos vacacionales (OOSH Community Services) en Coffs Harbour, NSW.
Desde que llegué a Australia en el 2018, he tenido más de quince trabajos diferentes. De recoger piñas a trabajar de niñera, he experimentado una buena parte de la cultura australiana, pero nunca he olvidado mi vocación por enseñar español. Cuando conocí a Tamara en el 2019, estaba claro que teníamos que unir fuerzas y materializar lo que las dos queríamos hacer: enseñar español y compartir nuestra cultura con otras personas.

ENSEÑANZA DE IDIOMAS

Enseñar idiomas es mi pasión porque puedo ver el impacto que tiene en las personas a nivel individual y colectivo. Aprender un segundo idioma tiene implicaciones reales en el mundo: abre nuestra mente y facilita la comunicación. También nos ayuda a entender nuestro propio lenguaje, deconstruye la forma en la que vemos el mundo y reconfigura nuestra realidad. Aprender un idioma es una poderosa herramienta de creación.

En el presente estoy explorando nuevas maneras de conectar mi pasión por la enseñanza con mi amor por el arte y la naturaleza. Gracias al conocimiento adquirido a través de mis estudios actuales, seré capaz de cumplir con mi compromiso de renovar mi metodología de enseñanza para adaptarme a las necesidades de mis alumnos.

Scroll al inicio
//